Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Legends World (?)
Lun Nov 25, 2013 11:27 am por Jony

» FIC NUEVO CAPITULOS
Vie Sep 13, 2013 8:54 pm por Kithas

» Gatos encerrados
Jue Dic 27, 2012 5:14 pm por Kithas

» El contratista que no existe
Mar Dic 11, 2012 6:14 pm por Zero

» Recuperación [Irene y Bunker]
Mar Dic 11, 2012 6:03 pm por Bunker

» La niña y la bestia
Mar Dic 11, 2012 5:51 pm por Bunker

» La fiesta [Soseki y Zero]
Jue Sep 27, 2012 1:07 pm por Zero

» Asalto a la mansión
Sáb Sep 22, 2012 9:41 am por Bunker

» Darker than Black Nanbou no Houkou
Lun Sep 17, 2012 12:19 pm por Kithas


Recuperación [Irene y Bunker]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuperación [Irene y Bunker]

Mensaje  Kithas el Mar Dic 11, 2012 5:00 pm

La multitud se agolpaba en torno al rascacielos, en Moscú, intentando ver lo que ocurría. En el centro de la manzana acordonada por la policía, los agentes del Nuevo Sindicato se reunían.

- Lo tenemos atrapado ahí arriba.- Dijo el hombre del bigote poblado, un dato a lo que Bunker asintió. – Os he seleccionado a vosotros porque sois los mejores. Tú, tú y tú.- señaló a dos hombres y una mujer.- Ayudaréis a la policía manteniendo a raya a los civiles y os encargaréis de Alice.- Se volvió a la pequeña.- Alice, quiero que me guardes esto hasta que vuelva.- Se agachó hasta quedar a su altura poniéndose en cuclillas y le puso una mandarina en la mano.- ¿De acuerdo?- A continuación se elevó para mirar de nuevo a sus compañeros.
- Muy bien, el resto, venid conmigo!-
Sin embargo, había un problema. En el rascacielos cundía el caos, y alguien, presumiblemente el terrorista al que perseguían, había apretado la alarma de incendios, con lo que los ascensores se habían bloqueado y tenían que subir las escaleras.
Según iba subiendo, Bunker iba contando los pisos, mientras sus compañeros le seguían, con el equipamiento estándar de asalto. – Venga, venga… 23… 24…- La gente, ya de por si nerviosa, veía la marabunta de agentes subiendo por las escaleras, y, más nerviosa aún, interfería involuntariamente en la subida.

Fuera, junto con los agentes que se habían quedado, Alice miraba inexpresiva al edificio, con su colgante de piedra oculto en la parka que le había comprado Bunker. Sin embargo, la niña no era una simple observadora. Planta tras planta, miraba más rápido que Bunker algún peligro y observaba con cautela al enemigo.
- Bunker, he visto algo.- El hombre, que seguía sin cansarse a pesar de llevar varias plantas, se detuvo a escuchar.- ¿Y bien?- Con un destello en sus ojos inexpresivos, Alice contestó con solo dos palabras.- Hay bombas.-

Tras unos minutos de pensamientos, Bunker se volvió a sus compañeros. Todos lo habían oído.- ¿A qué estáis esperando? Venga, venga! Evacuad el edificio. ¡Todos fuera! – El caos fue mayor según subía. Sus compañeros se repartieron eficientemente el trabajo, y Bunker sólo tuvo que seguir subiendo.
...
...
Con cada piso, la tensión subía. Aquél maníaco había colocado bombas en el edificio… Y si Alice no había especificado, podía esperarse lo peor.

En el exterior, de nuevo, la Doll observó cómo casi toda la gente salía asustada del edificio, conducidos por los agentes. Sin embargo, toda esa gente le daba igual. Siguió con la mirada el lugar donde se encontraba su contratista.
Era el último piso. Bunker subió las escaleras sin una gota de sudor, y golpeó las puertas sin cuidado para abrirlas. Alice le habría avisado de haber algo peligroso al otro lado, y, de todas maneras, el terrorista parecía estar allanándole el camino.

El escenario estaba impoluto. Según le había informado la Doll, se encontraba junto con un rehén en el salón de reuniones, con aquél inmenso ventanal, al fondo.

Y, cuando, tras pegarle un tiro a la cerradura abrió de una patada, entendió por qué no se había encontrado con ningún obstáculo hasta allí.

La mujer, morena, se encontraba maniatada y amordazada en una esquina de la habitación, y el terrorista en el otro con una mochila muy sospechosa.

Pero no era a eso a donde miraba Bunker. Si no al contador que, burlonamente, le había puesto el terrorista de pelo oscuro en la pantalla gigante.
Furioso, miró a la chica, y de nuevo a él, que, sonriéndole, se acercó a la ventana. Tendría que elegir.
Volvió a mirar a la chica.

En el exterior, un oficial informó de que todos los civiles habían sido evacuados a salvo. Una suerte que fuera de noche.

Sin embargo, Alice no apartaba la mirada del edificio, y, cuando la mujer fue a tocarle el hombro para preguntarle por qué, un resplandor anaranjado les iluminó haciendo volver la vista al origen del estruendo.

El último edificio había sido volado por completo, y mientras veían una figura alejarse en una especie de paracaídas- dos contratistas fueron a buscar el punto de caída- el resto del edificio iba estallando planta a planta, con increíbles nubes de fuego que sobresalían por la ventana derrumbando las paredes y todo lo que se encontrase en medio. El explosivo era bastante sofisticado, y prueba de ello fue la segunda tanda de explosivos que convirtió uno de los rascacielos más importantes de Moscú en una lluvia de escombros.

Alice miró aún inexpresiva la lluvia de paredes, suelos, techos, lugares por donde había pasado antes Bunker, quien ahora se encontraba en un destino incierto. ¿acaso le habría dado tiempo a encontrar al terrorista? ¿Qué habría averiguado? Sólo la pequeña Doll lo sabía, y esta no parecía muy dispuesta a compartirlo con nadie mientras los cascotes caían con un estruendo infernal.


Cuando el imponente edificio se convirtió nada más que en unas ruinas humeantes, la doll dio un paso hacia delante, internándose en el lugar, y luego los demás reaccionaron, sabiendo que los guiaría hasta Bunker.
Y allí lo encontraron. Una especie de capullo de las alas que formaba con su poder, un capullo manchado de sangra. Cuando la manita de la rubia lo tocó, sin embargo, se oyó un crujido, y las alas se abrieron.

Y allí los encontraron. A costa de romperse las piernas, Bunker lo había logrado, y, sonriente, soltó a la inconsciente rehén con una mano para tomar la fruta que le ofrecía Alice.
avatar
Kithas
Kuro no Shinigami
Kuro no Shinigami

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 28/05/2012
Localización : Orijin's Gate, Nairobi, Kenya

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperación [Irene y Bunker]

Mensaje  Bunker el Mar Dic 11, 2012 6:03 pm

Bip... Bip... Bip...

La máquina, que pitaba a intervalos regulares, despertó al contratista de un sueño sin sueños. Bunker abrió los ojos, y, con la cabeza fría, analizó el lugar donde se encontraba. Una habitación de hospital, El aparataje que llevaba en las piernas y sus sensaciones internas le informaban de que, efectivamente, se habían roto. Por suerte la medicina había avanzado suficiente y pronto podría manejarse perfectamente. No en vano era un contratista... y un agente secreto de los mejores.

Encontró sin ningún problema el botón que elevaba la parte trasera de la cama, irguiéndose unos grados para tener una mejor perspectiva de la habitación. La reconocía vagamente, los letreros en ruso le hacían ver que estaba en la capital, probablemente en algún hospital.

No hizo ningún esfuerzo por moverse por el momento. No era necesario. Simplemente giró la cabeza recorriendo la habitación con la mirada.

Y lo vio.

No era la naranja la que llamó su atención, ni el móvil que había en la mesilla, ni la señal parpadeante que podía ver en la pantalla con sus datos y constantes- que seguramente habría avisado a alguien de su consciencia-. No, lo que realmente atrajo su atención fue la morena, que, con una respiración regular, yacía en la cama de al lado, como si estuviera durmiendo y sin ningún tipo de aparatos.

Una cara conocida.
avatar
Bunker

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 20/06/2012
Localización : ???

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.